GREEN BOOK: LA HISTORIA DE UNA AMISTAD CON GRANDES ACTUACIONES

El film protagonizado por Viggo Mortensen y  Mahershala Ali, cuenta la historia de un músico y el conductor que lo lleva de gira por el sur de Estados Unidos en 1962. Que sea por el sur, no es un detalle menor en la historia, ya que es la zona donde se dirigen uno de los motivos por el cual el músico (Ali) contrata al “charlatan” Tony (Mortensen). El sur representa una zona insegura para un músico negro, quien necesita que lo cuiden de los violentos y de ciertos inconvenientes que puedan surgir en el camino como situaciones violentas de racismo.

Green Book tiene dos aspectos que son excelentes: las actuaciones y el guión. Mortensen y Ali   construyen dos personajes tan distintos como complementarios. Viggo Mortensen interpreta a Tony, un italo-estadounidense que desde chico aprendió en el Bronx cómo “solucionar” inconvenientes de todo tipo gracias a su gran capacidad para negociar de distintas maneras. La interpretación es magnífica, no solo desde lo físico y la postura corporal sino también la dicción y la forma de hablar que tiene el personaje, un papel muy logrado, que le brindó al actor una nominación al Oscar y por la cual tiene grandes chances de ganarlo.

Por su parte, Mahershala Ali construye un personaje refinado y culto, con un gran dilema de identidad ya que no lograr encajar del todo en ningún mundo y se siente tironeado entre “su pueblo” y los blancos ricos que le pagan fortuna para que toque en sus fiestas privadas. Esto en el marco de una época en la cual el racismo en esa parte del país, estaba muy presente. Una actuación perfecta, el personaje comienza de una forma, y se transforma notablemente, perdiendo soberbia y altanería y ganando confianza en el otro y humildad.

Mencioné que otro aspecto excelente era el guión. Está basado en una historia real, que se trasladó muy bien al guión del film. Resulta un guión atrapante pero simple, enternecedor y revelador, y muy reflexivo. Tiene momentos de humor, de la mano de “Tony”, y plantea una historia de amistad y transformación humana que llega al espectador gracias a la forma simple en que está narrada y a la muy buena dirección que permite que el ritmo se mantenga durante los 130 minutos.

Green Book está nominada al Oscar, que se entregan este domingo en Los Ángeles, tiene chances de ganar un premio, y realmente se merecería aunque sea, uno. ¿Por qué? Porque no todos los años encontramos un film como este, que entretiene, que nos habla de amistad, compromiso, comprensión y de cómo dos personas tan distintas pueden complementarse; claro que esto acompañado de dos actuaciones formidables.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s