Saltar al contenido

MDQ FILM FEST: ENTREVISTA A LA DIRECTORA DE “MAMÁ, MAMÁ, MAMÁ”

“Mamá, mamá, mamá” es una de las películas que forman parte de la Competencia Argentina del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. El largometraje estuvo disponible para ser visualizado los días 23, 24 y 25 de noviembre. Guion y dirección de Sol Berruezo Pichon-Rivière y producción de Rita Cine y Bomba Cine. Actuaciones de Agustina Milstein, Chloé Cherchyk, Camila Zolezzi, Matilde Creimer Chiabrando, Siumara Castillo, Vera Fogwill, Jennifer Moule, Shirley Gimenéz, Ana María Monti y Florencia González Rodríguez.

Cleo (Agustina Milstein) enfrenta la partida de su hermana Erín tras haberse ahogado en una pileta. Su madre, a partir de ese hecho trágico, afronta una gran depresión y todo parece derrumbarse de cierto modo en esa familia. Pero a Cleo la acompañarán sus primas con las que su relación de cercanía permitirá que no se sienta completamente sola. Una película que muestra el profundo dolor que deja una pérdida en una familia y lo que cuesta sobrellevar ese momento, aunque el centro de la historia está puesto en las niñas.

El film trata un tema fundamental: la incertidumbre e inquietudes que surgen en niñas que se están volviendo pre-adolescentes. La primera menstruación, el primer beso, cuestiones que son propias de esa edad y que generan ciertos temores. La película transita en todo momento el dolor que dejó la tragedia en la familia, pero también se da espacio a esos juegos y charlas de estas niñas. Un clima de intimidad en el que basta con escuchar el sonido ambiente, como el de un ventilador de pie, para sentirse dentro de un típico hogar familiar en una tarde de verano.

Fuente: Sitio web oficial del MDQ Film Fest

Novedad Cultural tuvo el placer de entrevistar a la directora del largometraje, Sol Berruezo Pichon-Rivière, para conocer más sobre la película.

NC ¿Qué significó para vos como directora formar parte de la programación del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata?

— Para mí es un honor estar presentando mi película en mi país en este festival que es el más importante de Argentina, con una curaduría excelente. Que me hayan dado el lugar para mí es un privilegio, estoy muy agradecida por el espacio. Realmente las películas que han sido seleccionadas este año y que, en general, forman parte de este festival son películas muy especiales, sensibles y con miradas muy distintas. Que le hayan dado el lugar a “Mamá, mamá, mamá” me enorgullece un montón y me hace confiar mucho más en lo que hago también.

NC ¿A qué se debió la decisión de que el equipo a cargo de la película fuera íntegramente de mujeres?, ¿Qué te llevó a realizarla de esa manera?

— La decisión empezó en realidad por un hecho que fue que el guión trataba solo de mujeres, de un grupo de niñas y de sus madres. La guionista y directora era yo, y llegué a unas productoras, quienes me ayudaron a presentarla al INCAA y con quienes ganamos el concurso Ópera Prima, que eran también mujeres. Entonces ya de por sí era un proyecto que íntegramente era de mujeres. Después la decisión de que el resto del equipo fuera todo de mujeres también fue por un lado una decisión artística, porque creía que me iba a ayudar a encontrar esta intimidad y este cuidado que necesitaba con las actrices. Sentía que entre mujeres se iba a generar un ambiente más propicio para que las niñas se abrieran y se sintieran más cómodas. Por otro lado también fue como un experimento o un mensaje político de mostrar que sí se puede cubrir todo rol con mujeres y que eso no es una limitación.

Sol Berruezo Pichon- Rivière, directora de “Mamá, mamá, mamá”. Fuente: Sitio web oficial del MDQ Film Fest

NC ¿Cómo surgió la idea de la historia de la película y de tratar el tema del duelo a partir de una pérdida familiar y también de reflejar ese paso de la niñez a la pre adolescencia?

— Primero la idea era retratar este momento del pasaje de la infancia a la adolescencia o la adultez, como la pérdida de la inocencia, la llegada de situaciones que acercan al niño al mundo adulto pero que todavía no lo puede procesar, que es este momento de la pre adolescencia. Para mí es un momento que no está muy retratado en el cine y que creo que ahí es donde se gestan un montón de cosas que después arrastramos el resto de nuestra vida. Creo que ahí es cuando se empiezan a dar un montón de transformaciones, a veces a destiempo de la cabeza, el cuerpo crece como con otra rapidez y la cabeza va tratando de tomar carrera para ir a la par del cuerpo, pero eso no siempre sucede así.

Quería retratar ese momento sobre todo en una niña, en una mujer. Basado en mis experiencias pero no como algo autobiográfico sino como universal que creo que todas pasamos. Y después surge la idea del duelo, de incorporar la tragedia de la muerte de la niña, porque consideraba que eso me ayudaba a entrar más rápidamente en la vida de Cleo, nuestra protagonista. Creía que la tragedia y esta situación me ayudaban a poder conectar con su lado sensible mucho más rápido. Entonces esa muerte surge como punto de partida de la película y no como conflicto principal.

NC ¿Creés que también es una forma de que quienes miren la película se sientan reflejados en lo que le ocurre a las niñas con sus inquietudes propias de la edad?

— Sí, en realidad principalmente fue una necesidad mía de retratarlo y también porque lo había visto en mis tres hermanas menores. Ellas son como mi inspiración, también las vi atravesar este momento, que es un momento difícil para acompañar al niño. Lo viví yo en carne propia y después vi a mis hermanas atravesarlo entonces empecé a experimentar con ese momento de esa edad y de cómo se va construyendo un nuevo mundo, primero en base a lo que te dicen los mayores y despúes a lo que vas vos viendo con tus propios ojos. Sí me han escrito muchas mujeres sobre todo diciéndome lo identificadas que se sintieron con la película.

NC — En el largometraje puede observarse cómo la actuación de cada una de las chicas, con quizás solo una de sus miradas, reflejaba muchos sentimientos, ¿considerás que le aportaron naturalidad y espontaneidad también a la película?

— Sí claro, para mí que lo más fuerte que tiene la película son estas niñas que son alucinantes y que tienen una magia que dieron porque ellas quisieron. Era un factor con el cual yo no contaba, el grado de espontaneidad y de verdad que le pusieron a la actuación es algo que hasta el día de hoy me asombra. Creo que otra cosa que aportó un montón fue que entre ellas se llevaron muy bien, eso dio mucha naturalidad al vínculo que ellas actuaban en ficción de ser primas. En la vida real tenían una complicidad muy poderosa que creo que se mostró a través de la cámara y ayudó un montón a fortalecer la historia.

Una de las escenas de esta conmovedora película. Fuente: Sitio web oficial del MDQ Film Fest

El largometraje fue filmado en 2019 con el apoyo del INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes audiovisuales de Argentina) tras haber ganado el concurso Ópera Prima en 2017, y este año obtuvo la Mención Especial del jurado internacional de la Berlinale 70th en la sección Generation Kplus. Además, formó parte del Festival de San Sebastián en la sección Horizontes Latinos.

Oriana Sol Gonzalez Ver todo

Colaboradora Periodística

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: