Saltar al contenido

HUEVOS DE PASCUA: SU HISTORIA

Con la llegada de la Semana Santa, distintas costumbres resaltan en torno a esta festividad. Una de ellas, tiene un gran valor para los niños y adultos en diferentes culturas. Estos son los huevos de pascua, aquellos que se pintan y se esconden en la casa.

El huevo de pascua desde el comienzo de la humanidad, era relacionado con la fertilidad , esperanza y renacimiento. Además, representaba diferentes concepciones en las distintas civilizaciones.

Para los antiguos egipcios, persas e hindúes, el mundo había comenzado con un huevo; como símbolo de una nueva vida y renacimiento. Esto se destaca en algunos mitos como el “Ave Fénix” en Egipto ; en donde aquella ave renacía de sus cenizas a partir del huevo original.

El “Ave Fénix” Fuente: Wikipedia

Seguidamente, con la llegada de la Edad Media, los huevos de Pascua se volvieron una tradición , en donde al finalizar la Cuaresma (El domingo de resurrección) las personas obsequiaban huevos a sus seres queridos. La Pascua era la oportunidad de comer huevos y carne después de una semana de abstinencia.

HUEVOS y CONEJO  DE PASCUA

Esta tradición proviene de la Iglesia Católica, cuando en su momento dejaron de prohibir el consumo de los mismos en medio de la Cuaresma.

Los pasteleros europeos tuvieron la idea de realizar los huevos con chocolate e incluir distintas sorpresas en su interior, con la costumbre que los padrinos de bautismo, pudieran entregarle este obsequio a sus ahijados.

Huevos de pascua con chocolate. Fuente:Valentino

Ahora bien, la idea de pintarlos comienza desde la Antigüedad , en donde se estableció como una tradición para los rituales de primavera. En ese momento se pintaban huevos de avestruz en lugar de huevos de gallina. Los primeros en realizar esta tradición fueron los cristianos de Mesopotamia, en donde decoraron los huevos de color rojo, como símbolo de la sangre de Cristo.

Actualmente, en Europa se decora un batik resistente para crear diseños con cera de abeja. 

Por otro lado, en cuanto al conejo de pascua (símbolo de la fertilidad), surgió como parte de la tradición anglosajona. A partir del siglo XVI, distintos textos de la época reflejaron al conejo como la Diosa de abril y se relacionaba con las fiestas de Primavera en Alemania, celta y Escandinava.

Fuente: Sopitas

No obstante, la historia del conejo de Pascua comienzan desde la tradición cristiana y germánica:

  • Judeocristiana: Había una leyenda en donde un Conejo fue encontrado en el Santo Sepulcro y fue testigo de la resurrección de Jesús. Al presenciar aquello, el conejo empezó a expresar alegría a las personas; por ende el conejo cada vez deja huevos de pascua para recordar la felicidad ante la resurrección de Cristo.
  • Germana: Una mujer no podía darle dulces a sus hijos, sin embargo, un día esconde algunos huevos decorados en el jardín para que sus niños los buscaran. Por casualidad, un conejo fue visto por los niños, y así interpretaron que el conejo los había premiado esa noche.

vanecastillo_ Ver todo

Colaborador Periodístico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: