Saltar al contenido

“EL SUEÑO DE LA ENERGÍA WIRELESS”: EMROD RECUPERA PARA EL MUNDO LA TECNOLOGÍA ELÉCTRICA INALÁMBRICA, CREADA POR TESLA HACE MÁS DE 100 AÑOS

A principios del siglo XX, el Ing. Nikola Tesla comenzó a idear el modo en que la energía eléctrica fuera gratuita y pudiese llegar a todo el mundo. Distintas circunstancias en aquellos tiempos desalentaron la implementación de los desarrollos en ese sentido realizados por el brillante inventor. Hoy día, la compañía neozelandesa EMROD se encuentra retomando experimentos basados en una patente original de Tesla para utilizarla en un nuevo tipo de tecnología que recrea energía “wireless” mucho más económica y limpia que la conocida actualmente por la humanidad. Esta innovación será capaz de transmitir la electricidad de manera inalámbrica, lo que generará grandes ahorros para la población y para las empresas. “La ciencia no es más que perversión en sí misma a menos que tenga como objetivo último mejorar la humanidad”. Estas palabras sintetizan la visión que tenía Nikola Tesla para su trabajo.

EMROD ha desarrollado así el primer prototipo de transmisión de energía inalámbrica en la localidad de Auckland, California, proyecto financiado con fondos de los Estados Unidos, pudiendo de esta manera enviar electricidad a cientos de kilómetros de distancia “sin” ningún tipo de cableado. Esta tecnología ha despertado el interés de PowerCo, la segunda empresa distribuidora de energía más grande de Nueva Zelanda, logrando un acuerdo para invertir en la construcción de una gran torre que transmitirá de esta forma un considerable flujo eléctrico. Si bien EMROD ya cuenta con este prototipo activo, montará otro semejante con planes de adjudicarlo a Powerco hacia fines de 2021. Esta nueva terminal pasará varios meses en pruebas de laboratorio antes de saltar a una experiencia de campo.

El sistema EMROD trabajará básicamente en tres (3) dispositivos: antenas transmisoras de ondas electromagnéticas, antenas de enlace distribuidoras de ondas y antenas receptoras que conviertan las ondas electromagnéticas en electricidad.

Foto Fuente: Ecoinventos.com – Antena EMROD

Este método promete entre otros beneficios electricidad limpia a bajo precio, dispositivos electrónicos que carguen sus baterías a velocidades superiores, menor inversión en infraestructura para empresas de energía eléctrica, importante reducción de cortes de luz, energía eléctrica disponible en zonas de difícil acceso como las profundidades del mar, islas, zonas rurales, selvas, desiertos, etc. “Estamos interesados en ver si la tecnología de Emrod puede complementar las actuales formas de suministrar energía. Prevemos usar esto para suministrar electricidad en lugares remotos, o a través de áreas con terreno difícil. También hay potencial para usarlo para mantener las luces encendidas de nuestros clientes cuando estamos haciendo mantenimiento en nuestra infraestructura existente.” Nicolas Vessiot, Gerente de Transformación de Redes de Powerco.

Este importantísimo emprendimiento llevará a EMROD a concluir un gran proyecto que Nikola Tesla había iniciado hacia el 1900: La Torre de Wardenclyffe.

Foto Fuente: lead-innovation.com – Wardenclyffe Tower y planta piloto Viziv Technologies, Milford Texas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: