LA CONTAMINACIÓN ES UNA DE LAS PRINCIPALES CAUSAS DE MUERTE EN EL MUNDO

Según un nuevo informe de las Naciones Unidas para presentar en la próxima Asamblea General de Derechos Humanos, la contaminación es causal de 9 millones de muertes anuales a lo largo y a lo ancho del mundo.

El informe estuvo a cargo de David R. Boyd. Un autor y abogado ambientalista oriundo de Canadá, que en el año 2018 fue reconocido por la ONU como Relator Especial sobre derechos humanos y el medio ambiente. En su escrito, el Relator Especial trae un nuevo término para referirse a algunos lugares críticos del mundo. El los llama zonas de sacrificio. Son lugares en donde los residentes deben convivir en situaciones peligrosas para su salud ya que están rodeados de focos de polución y zonas altamente contaminadas, por lo tanto sus derechos a un medio ambiente limpio y digno se encuentra muy lejos de su realidad.

“Mientras la emergencia climática, la crisis mundial de la biodiversidad y el COVID-19 acaparan los titulares, la devastación que la contaminación y las sustancias peligrosas causan en la salud, los derechos humanos y la integridad de los ecosistemas sigue sin suscitar apenas atención. Sin embargo, la contaminación y las sustancias tóxicas causan al menos nueve millones de muertes prematuras, el doble del número de muertes causadas por la pandemia en sus primeros 18 meses”, así declara David R. Boyd en su informe.

Para ponerlo en números más cercanos, 1 de cada 6 muerte en el mundo está directamente relacionada con enfermedades producidas por la contaminación. La contaminación atmosférica es la causa primera de las muertes prematuras.

En estas zonas de sacrificio, la constante exposición a sustancias tóxicas de diversas maneras, ya sea por medio del agua o el aire que se respira, aumenta gravemente las muertes prematuras, los accidentes cerebrovasculares, diferentes tipos de cáncer, enfermedades respiratorias e incluso secuelas en el desarrollo cognitivo de las personas. Un claro ejemplo de estas situaciones podría ser la película del año 2000 Erin Brockovich, una mujer audaz. Donde la protagonista, junto con el apoyo de una pequeña firma de abogados, demanda a una gran empresa por hacer desastres ambientales en un pequeño pueblo de Estados Unidos. Los habitantes de ese pueblo tenían que lidiar con severos problemas de salud por beber del agua contaminada, sin saber del mal estado de esta.

Cada año se emiten o vierten cientos de millones de toneladas de sustancias tóxicas al aire, el agua y el suelo. La producción de sustancias químicas se duplicó entre 2000 y 2017, y se espera que se duplique de nuevo para 2030 y se triplique para 2050. Estas cifras se le atribuyen esencialmente a las grandes empresas que tiran todos sus residuos al ecosistema.

Son cada vez más los ciudadanos alrededor del mundo que se unen y le demandan a sus gobernantes que legislen y sancionen a aquellos grandes generadores de contaminación. Además de que le impongan a estos contaminantes pautas para tirar sus residuos tóxicos de forma que no causen los desastres que actualmente causan.

1 comentario en «LA CONTAMINACIÓN ES UNA DE LAS PRINCIPALES CAUSAS DE MUERTE EN EL MUNDO»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 3 =