MALVINAS

«MALVINAS SÍ, YO ESTUVE AHÍ»: MUESTRA DE FOTOGRAFÍAS INÉDITAS DE EX COMBATIENTES, QUE FORMAN PARTE DEL ARCHIVO DEL PROYECTO MALVINAS, MEMORIAS DE LA ESPERA.

Una exposición con más de 300 imágenes tomadas por soldados conscriptos en 1982, durante la guerra de Malvinas, se despliegan en el espacio Arte x Arte.

Los fotógrafos Martín Felipe y Diego Sandstede, desde el año 2017, se han propuesto rastrear y recolectar fotografías tomadas por los ex combatientes de la Guerra de Malvinas, para conformar un archivo que resguarde, proteja y difunda estas imágenes con fines educativos, culturales y de ejercicio de la memoria.

La iniciativa surge al comprobar que existen muy pocas imágenes tomadas por reporteros gráficos durante la guerra, quienes con su trabajo suelen conformar la memoria social de los conflictos que atraviesan las sociedades y naciones, debido a la fuerte censura que ejerció la Junta Militar en nuestro país.

Fuente : «Malvinas, Sí, yo estuve ahí»

Así, los curadores comienzan a indagar en foros y redes sociales de ex combatientes, con la intención de recolectar imágenes que ayuden a conformar este rompecabezas. En ese periplo por diferentes puntos del país, descubren que muchos veteranos tomaron fotografías con pequeñas cámaras, y en algunos casos guardaron las fotos y los negativos, por su valor personal, sin tener conciencia del gran aporte que podían significar para la construcción de la memoria colectiva respecto a Malvinas, ya que logran conectarnos emocionalmente con ese tiempo y ese espacio, a través de las miradas de quiénes lo vivieron: esos jóvenes que estuvieron allí.

Fuente: «Malvinas, Sí, yo estuve ahí».

Cada fotografía tiene su historia, el relato de quién la tomó, quiénes aparecen en la foto, los paisajes, las condiciones de vida en las que estaban inmersos y como, de algunas fotos con una impronta más aventurera y en momentos de ocio, se pasa a otras en las que se representan momentos álgidos: cuando fueron capturados, atendidos en hospitales, así como el recuerdo de quiénes no volvieron.

Fuente: «Malvinas, Sí, yo estuve ahí»

El soporte fotográfico es frágil, suele perderse o arruinarse con facilidad, por lo cual los impulsores de este proyecto buscan darle continuidad, sumando más imágenes al acerbo que ya lleva más de 800 digitalizaciones, así como entrevistar a quiénes compartieron sus registros, generando un archivo oral sobre este tema.   

La muestra inicia con un contundente texto de sala, escrito por Silvia Pérez Fernández, que nos lleva a múltiples reflexiones y nos invita a visitar la muestra, con un cuidado diseño de exposición y montaje, realizado por Gabriel Diaz, que abarca tres pisos del espacio de Arte x Arte.

Las fotografías, conformando islas que varían en sus formas y tamaños, muestran imágenes tomadas por los ex combatientes, acompañadas de fragmentos de sus testimonios e historias, incluyendo las dificultades para conservar los rollos y las cámaras, sin que fueran requisados. Algunas muestran aviones y tanques, otras, el paisaje circundante. La vida dentro de los buques, momentos de complicidad; posando con armas o frente a la iglesia, también la vida de quiénes ejercían los cuidados médicos durante el conflicto, de un modo alejado de todo artificio o profesionalidad, con un lenguaje más parecido al de los álbumes familiares, muchas veces con detalles escritos en birome por detrás.

Fuente : «Malvinas, Sí, yo estuve ahí»

Sorprenden las capturas de Alejandro Liébana, quién compró una cámara  y rollos en un quiosco de Río Gallegos, y tomó sus primeras fotografías de Las Islas desde la ventanilla del avión para luego encargar su custodia a “Fogonazo”, Francisco Amato, un fotógrafo profesional. Tiempo después se encuentran por casualidad y así el rollo vuelve a sus manos, aún sin revelar.   

Fuente :»Malvinas, Sí, yo estuve ahí»

Resalta el testimonio de Silvia Barrera, quién viajó como voluntaria para trabajar como instrumentadora quirúrgica  y fue destinada al Buque Hospital Irizar. El día previo a su salida, su padre le compró una cámara de pequeño formato y diez rollos, para poder ver a su regreso todo lo que su hija vivió, de los cuales solo sobrevivieron dos, que colaboran con la poco documentada participación de mujeres en la guerra.  

Fuente : «Malvinas, Sí, yo estuve ahí»

Conmueven los retratos de Ignacio María Indino, un joven radioaficionado que había estudiado inglés y al que su tío Lolo le mandó una cámara y rollos. En una carta a su madre le pide que se contacte con un amigo que había hecho y que volvía a La Plata, para recuperar los rollos que ya había utilizado. Indino murió el 11 de junio, durante la última batalla de Monte Longdon. Sus restos descansan para siempre en las Islas Malvinas.

Una muestra conmovedora, que cobra especial significado al cumplirse 40 años del conflicto y que invita a una visita  prolongada, para poder observar cada imagen: empaparse de cada historia, no sólo a través de las fotografías sino también de las narraciones y el testimonio audiovisual recopilado por los curadores del proyecto.

Fuente: «Malvinas, Sí, yo estuve ahí»

Hasta el 22 de diciembre 2022.

Martes a Viernes de 14 a 20hrs, Sábados de 14 a 19hrs.

ARTE X ARTE: Lavalleja 1062, Buenos Aires.

Entrada libre y gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.