BAFICI 2022: “DESPUÉS DE CATÁN”, EL DOCUMENTAL QUE RÁPIDAMENTE SE CONVIRTIÓ EN UNA DECEPCIÓN

BAFICI 2022: “DESPUÉS DE CATÁN”, EL DOCUMENTAL QUE RÁPIDAMENTE SE CONVIRTIÓ EN UNA DECEPCIÓN

El director de cine Víctor Cruz lanzó durante el BAFICI un documental llamado “Después de Catán”, en el que tenía el objetivo de denunciar y desarrollar la triste actualidad de la localidad del partido de La Matanza. Pero tras no saber cómo seguir adelante, decidió cambiar la idea original y desahogar su miedo a fracasar en su profesión.

Tras entrevistar a dos vecinas de González Catán en 2012, quienes sufrieron, sufren y sufrirán las consecuencias del enorme basurero que recibió cinco mil toneladas de basura entre 1979 y 2007, no supo cómo seguir adelante. Incluso puede verse en la claqueta del segundo testimonio que antes el documental se llamaba de otra manera: “Crónicas Invisibles”.

(Fuente: Víctor Cruz en YouTube)

Con una duración de menos de cuarenta minutos, está demasiado rellenado con material de otras películas, a tal punto que se pierde el hilo de relato por la inconsistencia e inexistencia de uno. Incluso pareciera ser que agregó los videos para hacer un filme más extenso, cuando este no tiene un objetivo ni historia por contar.

Tras sólo quince minutos, comienza la divagación, en la que incluso relata una anécdota junto al fallecido actor uruguayo Fernando Peña. El “documental” sobre lo ocurrido en González Catán dejó rápidamente atrás la denuncia y se transformó en un desahogo de lo que le sucede al director Víctor Cruz en su vida, y llama a lo que hace y a su falta de audiencia como un “acto de resistencia”. Por último, algunas de sus frases finales son “la resignación no puede ser la respuesta” y “¿Para qué sirve una voz como la mía sin alcance ni importancia?”.

CINE Criticas NOTICIAS