«32 SEMANAS»:DESEO Y DESTINO EN ESCENA EN EL TEATRO PICADERO

En el mágico pasaje Enrique Santos Discépolo se ubica el Teatro Picadero, que desde hace diez años es un referente del teatro porteño. Ahí mismo se estrenó 32 semanas, una obra del dramaturgo Pedro Gundesen, protagonizada por Bimbo Godoy, Juli Bartolome, Emiliano Carrazzone y Nelson Rueda, con dirección de Pablo D’Elía. Esta comedia, que tiene aproximadamente una hora y media de duración, cuenta la historia de dos mujeres y su vínculo con la maternidad, con el amor y, quizás lo más importante, con las decisiones

La sinopsis de la obra dice: “32 semanas son suficientes para engendrar una vida. 32 semanas habilitan encontrar un amor o definitivamente abandonarlo. En 32 semanas se tuerce un destino.” Con esta breve introducción nos encontramos en escena con Majo, una influencer de moda interpretada por Bimbo que tiene un gran deseo de ser madre a sus cuarenta años y su empleada doméstica Rita, quien acaba de llegar a la ciudad con apenas 21 años y está embarazada, papel que interpreta Juli Bartolomé. Serán ellas las encargadas de presentarnos dos situaciones paralelas pero con un punto de contacto que se vuelve tragicómico. En escena las acompañan Danilo, un pastor evangelista, y un camarógrafo freelance llamado Martín, interpretados por Nelson Rueda y Emiliano Carrazzone. 

Los cuatro personajes se encuentran enredados en esta obra, ganadora del “Segundo Concurso Nacional de Dramaturgia para Egresados de Carrera de Dramaturgia de Escuelas Públicas” de Argentores. La apuesta es una comedia romántica pero también emotiva, donde el deseo y los sueños tienen un lugar protagonista. Las escenas avanzan al ritmo de las semanas del embarazo de Rita y la tensión y los conflictos escalan para llegar al punto máximo que enfrenta en escena al dúo Bimbo – Nelson Rueda. Ambos actores se destacan en un intercambio que hace estallar y reflexionar al público. 

La escenografía y los recursos en escena son utilizados con habilidad para conseguir un ritmo dinámico entre cada acto. El gran nivel de las actuaciones lleva con éxito un guión que, si bien sobrevuela temáticas sensibles, con humor permite que sean abordados desde un lugar distendido. Un embarazo no deseado y otro muy deseado que no llega; la maternidad desde puntos de vista diversos; la religión, los vínculos sentimentales y los sueños se articulan desde una óptica contemporánea. Esto es logrado, también, por el carisma de los personajes. En palabras del autor Pedro Gundesen: “Hay algo interesante que son los personajes, muy porteños, al principio antipáticos pero todos tienen algún rasgo que genera identificación.” 


Lejos de prejuicios morales, más bien la sensación que queda al salir del teatro es de reflexión sobre el deseo y el destino, los grandes temas que recorren el desarrollo de 32 semanas. Las entradas para ver esta comedia, durante los martes de marzo y abril en el Teatro Picadero, pueden adquirirse en PlateaNet.

Fuente: Escenarios Nacionales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 − 2 =